Las plagas también van a la capital

Equivocadamente pensamos que la capital, por ser la urbe principal donde reside el desarrollo, se encuentra libre de aquellos insectos y animales que abundan naturalmente en el campo. Nada más alejado de la realidad. También en la capital existen esos pequeños problemas que al acumularse y ser persistentes llegan a convertirse en una peligrosa plaga que puede atentar contra nuestros bienes, nuestra salud y hasta con nuestra propia vida.

En Madrid existen algunas plagas que son las más comunes y que recurrentemente son noticia por su impacto. Aquí te mencionamos cinco de ellas:

Las ratas

Una de las plagas más comunes que pueden encontrarse en Madrid es la de las ratas. Estos roedores abundan en botaderos de basura y transitan por cañerías y desagües dejando a su paso una estela de bacterias y microbios que pueden provocar muchos problemas de salud. Pareciera que no existe agujero que impida el paso de las ratas y por ello una constante supervisión del hogar permitirá detectar su presencia.

Las cucarachas

Las cucarachas pareciera que se multiplicaran para no dejar sosiego en Madrid. Cuenta la leyenda popular que las cucarachas son tan resistentes que son los únicos animales que podrían resistir a una hecatombe nuclear. Su tenacidad las convierte en un vehículo de enfermedades que pueden diseminar por todos los espacios. Su control debe ser realizado de inmediato y por expertos para que no proliferen nuevamente.

Los chinches y termitas

Los chinches pueden estar agazapados en almohadas y otros escondrijos mientras aguardan para alimentarse de nuestra sangre. Es obvio el impacto sobre nuestra salud que esto representa. En la misma medida las termitas representan una plaga común en Madrid que se alimenta de papel y madera y representa un peligro para nuestros bienes materiales. Tanto chinches como termitas son insectos que se aprovechan de su minúsculo tamaño para hacernos daño.

Las palomas

Las palomas, que en muchos casos representan un espectáculo visual en parques y plazas, han llegado a ser consideradas unas ratas del aire. Su potencial capacidad de transmisión de parásitos y enfermedades y la acumulación de su excremento en cornisas y otros lugares hacen que debamos pensar en una solución a su presencia. No hay que esperar a que la población de palomas aumente de manera descontrolada para llamar a los expertos.

Estas plagas comunes de Madrid ya no son más un problema con Deslim, una acreditada empresa especializada en desratización, desinsectación y desinfección. Si requiere de control de plagas en Madrid, no dude en consultar a los expertos de Deslim.