supella

 

Esa expresión es muy habitual cuando alguien me pregunta a qué me dedico. Tengo una empresa de control de plagas.

– Buaghh!!

En fín, qué le vamos a hacer. Nuestra actividad es de las que menos reconocimiento social tiene y sin embargo somos unos contribuyentes fundamentales a la salud pública.

Por ejemplo, pensemos en cucarachas ( si eres capaz, claro!). Tenemos de varios tipos, que no vamos a describir aquí y están presentes en muchísimos lugares. Están censadas unas cinco mil especies, aunque con tres que tenemos por aquí ya tenemos suficientes problemas.

En invierno las vemos menos porque no les gusta el frío. En las zonas calefactadas suelen aparecer más.

¿Qué puede hacer un usuario para mitigar el impacto de estos bichos? Lo primero, intentar conocerlos un poco. Llevan en el planeta varios cientos de millones de años, así que no podemos pensar en erradicarlos de la faz de la Tierra. Los humanos apenas llevamos 100.000 años como tales, así que nos llevan alguna ventaja !!

Incluso en una catástrofe nuclear, se piensa que podrían sobrevivir.

Por lo tanto aceptemos con humildad que están aquí para quedarse. Por supuesto que hacemos todo lo posible para combatirlas, pero no sobrevaloremos nuestra capacidad. Como mucho las mantendremos fuera de nuestras instalaciones u hogares, que no es poco.

Siguiendo con el hilo de ¿qué puedo hacer?

Pues mantener tu casa o negocio Limpio

Mantener tus locales ordenados.

No dejar restos de comida en el suelo ( detrás del frigorífico o congelador por ejemplo en restaurantes)

No fregar mediante baldeo . Las cucarachas necesitan agua más que el comer, Si baldeamos, quedarán minicharcos donde beberán.

Reparar todas las grietas y hendiduras de paredes y suelos.

No instalar paneles huecos ( pladur) en cocinas .

Sellar los rodapies o los paneles y frisos de madera.

Vigilar la entrada de mercancías ( cajas de cartón ondulado, sacos de patatas etc..)

En fín, cuidar tu casa y estar pendiente del invasor. Por supuesto, contar siempre con ayuda profesional…