El uso eficaz de raticidas exige conocimiento de los roedores y sus hábitos.

Deben colocarse siempre dentro de portacebos adecuados, a poder ser que permitan a las ratas el alimentarse de pie, que es lo que prefieren.

La costumbre más extendida en la profesión es llenar los alrededores del sitio a tratar con portacebos cargados de raticida. Esto se hace sin ninguna consideración a lo que sabemos sobre el comportamiento de las ratas. Podemos provocar pequeños consumos contínuos.

Si dejamos que las ratas se alimenten a dosis pequeñas , provocaremos que aparezcan generaciones resistentes a los raticidas.

¿Por qué comería raticida una rata teniendo otras cosas más apetecibles?

Lo primero que debemos pensar es que las ratas no están deseando comer nuestro veneno. Hay otras cosas mucho mejores para ellas como dulces, pienso para perros, restos de carne, fruta etc

Por lo tanto, siempre hay qué estudiar qué tienen a su alcance y utilizarlo en nuestros portacebos como atractor. Esta estrategia es muy interesante y siempre que sea posible hay que utilizarla. Claro que si lo hacemos en el exterior de una instalación, podemos estar atrayendo a la población de los alrededores !

¿Cuánto raticida poner?

Cuando tengamos evidencia de la presencia de ratas, hay que cargar a tope la zona donde consumen e intentar eliminar el máximo de individuos.

Podemos utilizar distintos tipos de raticidas y de distintas potencias en función de las condiciones particulares.

¿Dónde ponerlo?

Las ratas no tienen un alcance de desplazamientos muy extenso lejos de sus madrigueras, y no hacen desplazamientos aleatorios ni a la descubierta salvo casos de extrema necesidad.

Hay que estudiar las rutas de paso que van de las madrigueras a sus zonas de alimentación y colocarlos en esas rutas. No debemos ponerlos donde nos parezca más estético o conveniente sino donde sea más eficaz.

También hay que evitar que nuestro cliente nos dirija la operación.

Para dar un buen servicio, a veces hay que imponer un criterio.

¿Qué puedo hacer por mi cuenta?

Pues puedes hacer muchas cosas para prevenir:

  • Evitar la presencia de restos de comida alrededor de tu casa o instalación
  • No alimentar a los gatos callejeros
  • Guardar el pienso para perros en un lugar seguro
  • No tener acumulaciones de enseres que puedan ser escondites para las ratas

y muchas más cosas que iremos explicando en otras entradas.